El pavimento impreso es una técnica de suelo que se emplea en diversos lugares (jardines, parques, aceras…) que permite dar mas resistencia al suelo y puede tener diferentes acabados y colores.

Aplicación

Empezaríamos echando a la solera que quedamos hacer hormigón, tal y como se conoce hoy en día, es un material de construcción constituido básicamente por rocas “áridos” de tamaño limitado, que cumplen ciertas características y pueden añadirse en el momento del amasado ciertos materiales como aditivos para mejorarlo

Una vez que el hormigón esta alisado y fresco todavía se espolvorea el pre mezclado de pavimento impreso del color que queramos dar (se recomienda 4 kg/m2) a continuación espolvoreamos el desmoldeante y después estampamos el molde con el dibujo que nos guste.

Una vez finalizado se limpia el soporte con agua y una vez limpio y seco se aplicaría una laca en base agua para tapar el poro y una resina en base disolvente para darle brillo y resistencia.